Polonia: Defensores de animales denuncian a líder musulmán por sacrificio de corderos

Desde enero en ese país están prohibidos los sacrificios rituales sin aturdimiento previo del animal. En otros países europeos son ilegales de plano. En Holanda, la ley se votó gracias a la iniciativa del Partido de los Animales, único en el mundo con representación parlamentaria. En España, el Partido Animalista, va el alza. En Colombia, un veterinario intentará llegar al Congreso para defender los derechos de los animales.

En junio de 2011, el congreso holandés prohibió el sacrificio ritual de animales por motivos religiosos. A favor de la medida hubo de 116 votos y sólo 30 en contra. Aunque la ley, que afecta por igual a musulmanes y judíos, motivó largas discusiones, fue aprobada. Leyes similares están vigentes en Nueva Zelanda, Suecia, Noruega, Austria, Estonia, Suiza y Lituania. En Alemania e Inglaterra está permitido siempre y cuando se realice con el aturdimiento previo del animal. El último país en sumarse a esta forma legislativa fue Polonia, en enero de este año.

Por ello defensores de los animales denunciaron al Muftí de Polonia (autoridad de la ley islámica), por practicar el rito halal en la Fiesta del Cordero, donde varios ejemplares fueron sacrificados, según una serie de normas expresamente detalladas en la fe musulmana, cuyo fin es que la comida ingerida esté acorde a sus reglas de pureza.

Aunque los activistas fracasaron en impedir la acción, si presentaron la denuncia a la Sociedad Contra la Crueldad de los Animales y a la fiscalía, que tiene un mes para decidir si abre una investigación por la acusación, que el líder musulmán Tomasz Miskiewicz no negó.
“No voy a evadir la responsabilidad de esto y estoy a disposición de los fiscales”, dijo y explicó que se trató de una práctica privada que pretende mantener “la cultura y el patrimonio de los tártaros polacos y los musulmanes” y no un sacrificio con fines comerciales o a gran escala.

El sufrimiento innecesario de los animales está en la base de la legislación que prohíbe los sacrificios sin aturdimiento previo por motivos religiosos. Tanto el rito halal musulmán como el kosher judío, muy similares en normativa, se ven afectados por ella. En Polonia, Miskiewicz conduce la principal comunidad musulmana de polacos de origen tártaro, estimada entre 3 y 5 mil fieles. Sin embargo, los musulmanes de la vecina comunidad de Kruszyniany decidieron no hacer el ritual del cordero este año, a pesar de que consideran la legislación vigente “una limitación a los derechos religiosos”.

Estas leyes -si bien suponen un paso para terminar definitivamente con “tradiciones” cuestionables para muchos-, pretenden aminorar el sufrimiento animal, como se supone ocurre en los mataderos de todo el mundo. Sin embargo, abundante documentación da cuenta que incluso con aturdimiento previo la crueldad es innegable. Por sólo mencionar uno, el documental que Paul McCartney bautizó “Si los mataderos tuvieran paredes de cristal”, referencia lo que ocurre en la mayoría de estos lugares.

POR LOS DERECHOS ANIMALES

Aunque Holanda es primer y único país del mundo que tiene desde el año 2006 un Partido de los Animales con representación parlamentaria de dos diputados (ellos presentaron el proyecto de ley y lograron los votos para aprobar la ley antisacrificios), no es el único. En España, existe el Pacma, Partido Animalista contra el Maltrato Animal, que desde el año 2011 además de luchar por la abolición de las corridas de toros, su objetivo inicial, pretende terminar con la caza como deporte, el cierre de las granjas peleteras, la prohibición de los circos con animales y el sacrificio de perros y gatos abandonados. Por cierto, promueven la alimentación respetuosa con los animales, como el veganismo.

En América Latina la única iniciativa, hasta el momento, es la inclusión en las listas al Congreso del Partido Liberal colombiano de un médico veterinario que promueve la defensa de los derechos animales. De tener buenos resultados en las urnas, podría llegar a la Cámara de Diputados en 2014.