Koalas, las víctimas más tristes de los incendios forestales en Australia

Cuando sobreviven, los mamíferos de lento movimiento quedan con quemaduras que pueden tardar hasta un año en recuperarse. Una entidad de protección animal, IFAW, pidió coser mitones para ellos, recibiendo una respuesta inmediata. 

En lo que ya es una triste tradición, las altas temperaturas del verano han aumentado los incendios forestales en Australia en los últimos años. No sólo son cientos de hectáreas de bosque arrasadas y viviendas destruidas, también la fauna sufre.  Y los lentos koalas son de los más perjudicados. El Fondo Internacional para el Bienestar Animal, IFAW, clamó por ayuda para ellos hace unos días, con una gran respuesta.

Los vendajes deben ser cambiados a diario.

Los vendajes deben ser cambiados a diario.

Varios ejemplares de la especie están siendo atendidos en centros de ayuda a la vida silvestre, tras los incendios de la semana pasada en Australia del Sur y Victoria, donde equipos de rescate fueron en busca de animales heridos. “Ya hay koalas bajo cuidado en Victoria y Australia del Sur. Bomberos y particulares has ayudado a koalas exhaustos y desplazados, proveyéndoles de agua y un respiro del calor”.

Según informa IFAW, en Nueva Gales del Sur la mayor parte de un área de hábitat del koala fue destruida por el fuego. Allí se reportaron cuatro koalas rescatados. “Muchos koalas mueren en los incendios forestales, mientras que los afortunados que sobreviven a menudo están mal heridos y necesitan un tratamiento intensivo por veterinarios y cuidadores… los koalas heridos llegan con quemaduras graves, sobre todo en sus patas, provocadas por el contacto con árboles quemados o huyendo a través de terrenos con fuego. Estas lesiones requieren tratamiento con crema para quemaduras y las patas deben estar protegidas con guantes de algodón especiales”.

Koala en tratamiento.

Koala en tratamiento.

Lo que la entidad animalista pidió fueron mitones 100% algodón para tratar las extremidades lesionadas del mamífero. Solicitaron a la gente hacer mitones –incluso publicaron un molde e instrucciones- para fabricar estos guantes de sábanas viejas o paños de cocina, pero limpios. Y es que se requiere un suministro abundante durante toda la temporada de incendios: “Al igual que cualquier víctima de quemaduras, es necesario cambiar los vendajes de los koalas todos los días, lo que significa un suministro constante de guantes… algunos koalas quemados pueden tardar hasta un año para recuperarse por completo “, señala un activista de IFAW.

La respuesta de la gente, en breve, llegó a las oficinas de IFAW y será distribuida en Australia. “Gracias a la ayuda internacional, ahora hay suficientes mitones para la actual temporada de incendios forestales. El equipo de IFAW en Australia le gustaría enviar un sincero agradecimiento a todas aquellas personas que nos han ayudado – la respuesta ha sido realmente sorprendente”.

Video publicado a comienzos de enero por un particular que compartió agua a un sediento koala en el intenso verano australiano.