Brasil: Activistas rescatan 200 perros de raza Beagle usados para pruebas de laboratorio

Un centenar de activistas que luchan contra el maltrato animal rescataron en la madrugada de hoy a 200 perros de raza Beagle que eran usados para pruebas de laboratorio por el Instituto Real, en la zona de Sao Roque, distante 59 km. de Sao Paulo.

El diario “Folha de Sao Paulo”, informó que algunos de los canes estaban  mutilados, con tumores e incluso uno sin sus ojos, ante lo cual los activistas los llevaron a clínicas veterinarias de la ciudad para que fueran atendidos.  En el lugar también había un cachorro congelado en nitrógeno líquido

Según los antecedentes entregados por los medios brasileños, los hechos ocurrieron luego de que el laboratorio cancelara una reunión que tenía agendada con los activistas. Un grupo de 35 se agolpó entonces en las puertas del recinto, que trabaja para la industria farmacéutica. Con el transcurso de las horas, los manifestantes sobrepasaron las 150 personas y se dividieron ante las dos entradas de la clínica.

Al escuchar los gemidos de los perros, los activistas resolvieron tomar medidas sin esperar más. Mientras la mayoría entró al laboratorio para abrir las jaulas y rescatar a los perros, otros fueron hasta la comisaría del lugar para hacer la denuncia por maltrato animal, pero no pudieron estamparla porque el comisario no estaba. Después llegaron hasta la casa del juez de Sao Roque, quien los recibió y llamó a la policía.

Según la Guardia Civil de la ciudad ningún activista fue detenido.

Ya el año pasado los activistas de diversas organizaciones pro animales se habían manifestado contra las actividades de este laboratorio. En él, según el citado diario, los perros son sometidos a la acción de medicamentos que están en proceso de estudio, para detectar las reacciones adversas en su organismo. La mayoría de ellos terminan en eutanasia antes del año de vida y así se evalúan los efectos de las drogas en sus cuerpos.

Las denuncias de maltrato animal incluso le han valido investigaciones por parte del Ministerio Público de Sao Paulo.

El vicedirector de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Sao Paulo, Francisco Javier Hernandez Blazquez, explicó a Folha de Sao Paulo que los perros de la raza Beagle son los más utilizados en experimentos de laboratorio debido a su tamaño medio y a su actitud sumisa.

Las pruebas en perros son las últimas antes de que el medicamento estudiado sea experimentado en voluntarios humanos, según informó el laboratorio, que asegura que esos experimentos no pueden realizarse sin usar animales y desestima las acusaciones de maltrato.

DEBATE ABIERTO

La discusión sobre el uso de animales en investigaciones médicas y para testeo de medicamentos es fuente de grandes controversias y una de las mayores banderas de lucha de las organizaciones de defensa de los animales, para las cuales ante todo se trata de una postura ética.

En su página web la ONG AnimaNaturalis da cuenta, además, de que los investigadores pueden buscar otras formas de hacer ciencia y que muchos ya lo han hecho:

“Muchas organizaciones como Physicians Comittee for a Responsible Medicine, EuroNICHE, the American Anti-vivisection Society, the National Anti-vivisection Society, the New England Anti-vivisection Society y muchas otras, desarrollan y ofrecen métodos pedagógicos que no suponen sufrimiento para los animales (tengamos en cuenta que, por ejemplo, las facultades de Medicina de Stanford, Harvard, NY, Ohio,etc…. no utilizan animales para prácticas docentes, y en Israel se ha prohibido recientemente realizar experimentos con animales en el ámbito educativo). ADDA presentó un Proyecto de Ley de Objeción de Conciencia a las prácticas con animales con el fin de promover la implementación de los métodos docentes que no requieren animales, y proteger al mismo tiempo a la persona que rechaza estas prácticas y aboga por aprender de una manera más ética”.

Las políticas de las facultades de medicina mencionadas respecto al tema dan cuenta que el debate no está cerrado.