El hombre es el principal
causante del cambio climático

Ya no se trata de un punto de vista. Los hielos polares se derriten, los glaciares siguen menguando y el nivel del mar sube por el aumento de la temperatura, que ha sido mayor en las últimas tres décadas a cualquier tiempo anterior a la era preindustrial. El calentamiento es inequívoco, son hechos medibles, y la influencia humana en él es clara, afirman los científicos con un 95% de certeza. Y aunque hoy mismo se tomen medidas para detenerlo, hay situaciones casi irreversibles y que persistirán en el planeta por muchos siglos: entre el 15% y el 40% del CO2 emitido se quedará en la atmósfera, el nivel del subirá entre 26 y 82 centímetros y la temperatura aumentará hasta 4,8 grados a fin de siglo.

El informe entregado este viernes 27 de Septiembre en Estocolmo, Suecia, por el Grupo Intergubernamental del Cambio Climático, IPCC, (organismo creado por la ONU en 1988 que entrega información científica del clima a nivel global cada seis años para los gobiernos del mundo), es un llamado urgente a las dirigencias políticas a tomar medida ya.

Según los expertos “limitar el cambio climático requerirá grandes reducciones sustanciales y sostenidas de las emisiones de gases invernadero“, según afirmó Thomas Stocker, uno de los coordinadores del grupo de trabajo, compuesto por 831 científicos de 85 países. Paralelamente esto significa apostar por energías renovables y limpias, proteger los bosques, océanos y recursos hídricos de los que depende la economía.

Este informe, aprobado por delegados de todo el mundo tras cuatro días reunidos, presenta la evidencia científica de los últimos seis años y debería servir de base para la redacción de un nuevo documento que reemplace al Protocolo de Kioto (acuerdo para la reducción de gases de efecto invernadero), en la próxima junta de líderes del mundo en París en 2015 y que deberá comenzar a aplicarse en 2020.

“Todavía podemos prevenir los peores efectos del cambio climático y dejar a nuestros hijos y sus hijos un planeta decente. Pero necesitamos Gobiernos que actúen como bomberos y no como pirómanos”, señalan expertos en este informe, denominado AR5 y  destinado a los políticos.

El anterior trabajo, AR4, 2007, mostró evidencias suficientes de que el cambio climático es inequívoco y estableció como causa probable las actividades humanas en un 90%. Aunque entonces el panel de experto recibió por él, el premio Nobel de la Paz, junto a Al Gore, hubo voces que lo criticaron por exagerar la velocidad con la que podrían desaparecer los glaciares del Himalaya. Sin embargo, una revisión posterior concluyó que las principales conclusiones seguían siendo válidas.

Algunas de las conclusiones del informe AR5:

AUMENTO DEL NIVEL DEL MAR, TEMPERATURA Y ACIDEZ. Las previsiones del crecimiento del nivel del mar subieron respecto al informe anterior. Como el océano se calienta, los glaciares y las capas de hielo se reducen, el nivel del mar seguirá aumentando a nivel mundial, pero a un ritmo más rápido que hemos experimentado en los últimos 40 años” dijo Qin Dahe, vicepresidente del grupo de trabajo número 1 del IPCC. Las previsiones apuntan a una subida para 2100 que va de los 26 a los 82 centímetros. En 2007 se estimaba un aumento de entre 18 y 59 centímetros.

Con una certeza del 99% se afirma que se ha calentado la superficie de los océanos y hasta 700 metros de profundidad, esto desde 1971 hasta 2010. El informe señala que el calentamiento oceánico es el principal actor del aumento de la temperatura, pues se sabe que los Océanos son los grandes reguladores del clima.

Como consecuencia de este calentamiento se afectará el ciclo del carbono y esto incrementará la acidificación del océano, o sea, baja su PH. Esto significa: un océano más ácido mata el fitoplancton, encargado capturar el Co2 atmosférico y devolverlo como oxígeno.

ACCION HUMANA. Las actividades del hombre son la causa principal del calentamiento global en un 95% de probabilidades. El informe anterior situaba en 90% la probabilidad y el del año 2001 hablaba de un 66%.

CAMBIO CLIMATICO. El calentamiento es inequívoco. Desde 1950 muchos de los cambios observados no tienen precedentes en décadas o milenios. La atmósfera y los océanos se han calentado, la nieve y hielo han disminuido, los niveles del mar han crecido, y las concentraciones de gases de efecto invernadero han aumentado.

Cada una de las últimas tres décadas ha sido sucesivamente más cálidas —y las olas de calor serán más frecuentes y duraderas con una probabilidad del 90% —, que cualquier década anterior a 1850.

Entre 1880 y 2012, el aumento estimado de la temperatura ha sido de 0,85 grados. Hacia fines de siglo subiría al menos 1,5 grados con respecto a la era preindustrial, el peor escenario eleva la cifra a 4,8 grados.

HIELOS. En las últimas décadas, los bloques de Groenlandia y del Antártico han ido perdiendo masa, mientras que los glaciares continúan menguando.

 

CARBONO. Las concentraciones en la atmósfera de dióxido de carbono, metano y óxido nítrico han aumentado a niveles sin precedentes. El CO2 ha crecido un 40% desde la era preindustriales, principalmente por las emisiones de combustibles fósiles. Los océanos han absorbido el 30% de dióxido de carbono produciendo la acidificación de los mares.

En este informe, por primera vez los expertos establecen un límite de emisiones de gases efecto invernadero para evitar que la temperatura supere los 2°C, punto en que las consecuencias ambientales, económicas y sociales en el planeta, todavía son manejables.

El total de emisiones no puede superar las 1.000 gigatoneladas de carbono. Desde 1841 hasta 2011 se han emitido 531 gigatoneladas.

Sin embargo, aunque las emisiones de CO2 se detengan hoy, muchos aspectos del cambio climático “persistirán durante siglos”.

“Nuestro trabajo es presentar conclusiones científicas. En el informe reafirmamos la urgencia de reducir las emisiones. Espero que este sea el mensaje que el mundo saque”, afirmó el presidente del IPCC, Rajendra Pachauri, aludiendo a quienes ponen en cuestión que exista el cambio climático.

Fuente:

www.emol.com

www.elpais.com

www.latercera.com