Escépticos del cambio climático festinan con barco atrapado en hielos antárticos

Tras nueve días atrapados en el polo sur, científicos y tripulantes del Akademik Shokalskiy fueron rescatados. En Australia, la expedición que entre otras cosas quería documentar el calentamiento global, fue calificada de fracaso total, de circo lleno de payasos del que se ríen hasta los pingüinos. En Londres, el diario The Guardian responde con cinco hechos que rebaten aquello. Aquí los reproducimos. Además, un breve video sobre el deshielo del continente.

 El 24 de Diciembre pasado 52 científicos y turistas, más 22 tripulantes, que iban a bordo del barco ruso Academik Shokalskiy quedaron atrapados en la Antártica. Habían zarpado desde Nueva Zelanda para conmemorar la ruta expedicionaria que el explorador australiano Douglas Mawson realizó entre 1911 y 1914, pero una tempestad de nieve atrapó el navío entre enormes bloques de hielo. Tres rompehielos cambiaron su curso en nochebuena ante la llamada de auxilio; el francés L’Astrolabe, el australiano Aurora Australis y el chino Xue Long, y fallaron. Finalmente, ayer y por aire, con un helicóptero de esta última embarcación china, fue posible el rescate.

En medios australianos hoy se debate quién pagará el millonario rescate, que además implicó sacar de sus rutas y tareas a tres navíos –uno de los cuales tiene un costo diario que supera los 50 mil dólares-. Pero también dio pie para calificar la expedición de total fracaso. Se señala que la expedición, más allá de celebrar el centésimo aniversario de la ruta Mawson, quería demostrar fuera de cualquier duda el cambio climático.

En medios como el Daily Telegrah, de Sydney, señalaron que “el calentamiento global es charlatanería”, ironiza sobre quienes han llamado a parar el cambio climático; habla de la expedición como un circo lleno de payasos del que se ríen hasta los pingüinos de la Antártica; el Akademik Shokalsky quedó atrapado entre hielos: no hay tal calentamiento global, es la lectura que hacen.

Desde el diario inglés The Guardian, le contestan con cinco razones para los escépticos del cambio climático que nos permitimos reproducir:

  1. La Antártica es un continente de hielo, rodeado de agua fría, que cubre cerca de una quinta parte del hemisferio sur y está cubierto de hielo que puede llegar a los 4 kilómetros de profundidad. Alrededor del enorme glacial, el hielo es hielo marino, que se contrae y expande dependiendo de la temporada.
  2.  El Ártico es un océano semicerrado, casi completamente rodeado por tierra, está en el polo norte, no tiene pingüinos, pero si osos polares. El calentamiento constante de la tierra y el mar ha tenido un impacto visible en él, cuyo hielo se ha ido reduciendo año a año, aunque en 2013 no fue tan extremo como el récord de 2012. Eso se ha traducido a unos cuantos días casi completamente libres de hielo durante el verano. La pérdida de hielo en la Antártica no parece ser tan dramática, lo que induce a creer que el calentamiento global no existe. “El Ártico se está calentando más rápido que la Antártida porque es un océano abierto rodeado por continentes”, dijo Tony Press, director ejecutivo del Centro de Investigación del Clima Antártico y Ecosistemas de la Universidad de Tasmania. “Cuando se habla de un aumento de hielo en realidad están hablando de hielo marino, que es completamente diferente de hielo continental. Océanos más cálidos ayudan a derretir el hielo y hacerlo más delgado, como se ha observado en el Ártico. En la Antártida se está perdiendo hielo continental, mientras que el hielo del mar se ha incrementado en un 1% de una década”.
  3. La Antártica ha perdido cerca de 100 mil millones de toneladas de hielo continental cada año desde 1993, aumentando el nivel del mar en 0,2mm al año. Según el último informe del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático de Naciones Unidas: “las plataformas de hielo alrededor de la península Antártica siguen una tendencia a largo plazo de la retirada y colapso parcial que comenzó hace décadas”, principalmente en la zona norte y oeste, cerca de Sudamérica. Lo anterior ha ocurrido por el calentamiento global, pero es contrarrestado por el aumento de hielo en el Mar de Ross. Además han aumentado las nevadas en la Antártica –especialmente en la zona oriental donde quedó atrapado el navío ruso-, atribuible a temperaturas más cálidas. Es un principio básico de ciencia dice el científico citado por The Guardian; si aumenta la humedad del aire y ésta es cálida precipita, si es fría nieva. En la Antártica hace mucho frío por eso nieva.
  4. Contrariamente a algunas de las afirmaciones más extravagantes hechas por negacionistas del cambio climático, la nave no fue súbitamente envuelta por el hielo debido a rápida caída de las temperaturas. Se quedó atrapado por el hielo desprendido del glaciar Mertz, una formación de hielo bien establecida”.
  5. Más de 50 años llevan los estudios científicos australianos en la Antártica. Pese a ello, se admite que aún hay lagunas en el conocimiento sobre la dinámica de las capas de hielo, grosor y flujo. Un solo barco atrapado, no provocará una desviación de los hallazgos científicos de décadas.

Más allá del debate mediático, en 2013 la Universidad Nacional Australiana (ANU) y el Sondeo Antártico Británico (BAS) publicaron un estudio en la revista Nature Goescience, que señaló que el deshielo en la Antártica aumentó casi 10 veces en los últimos 600 años, particularmente incrementado en el último medio siglo.