Primera Asamblea de ONU para Medio Ambiente

El nuevo organismo mundial pone el tema medioambiental a la par que la paz o la seguridad en la agenda global. Se reúne hasta el viernes en Nairobi, Kenia, con 170 delegaciones nacionales de los 193 estados miembros y 1.200 participantes. Y ya se revelan informes impactantes: como los millones de dólares que mueven los crímenes contra la fauna y el tráfico ilegal de recursos.

Ayer se inauguró en Nairobi, Kenia, la Primera Asamblea de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEA en inglés), con más de 1.200 participantes, 170 delegaciones nacionales de los 193 estados miembros, que hasta este viernes debatirán sobre la crisis medioambiental global. Se trata del órgano de más alto nivel en este ámbito convocado en toda la historia de ONU y aspira a convertirse en autoridad mundial en la materia.

Surgió de la necesidad de que todos los miembros de Naciones Unidas estuvieran representados en un organismo de adhesión universal, que fue planteado en la Cumbre de ONU ‘Río+20’, en 2012. Es promovido como una plataforma innovadora para el liderazgo de las políticas globales en materia medioambiental, que va más allá que el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), creado en 1972 y que solo integran 58 estados.

Se sostiene que con UNEA el tema medioambiental alcanza su mayoría de edad, con la misma importancia a nivel global que la paz, seguridad, finanzas y salud. Tendrá alcance en ámbitos legislativos, financieros y de desarrollo, con mandato para tomar decisiones estratégicas, otorgar orientación al PNUMA y promover interacción entre política y ciencia. También puede recomendar resoluciones para ser aprobadas en la Asamblea General de ONU.

UNEA se reunirá cada dos años y se plantea como una asamblea subsidiaria de la Asamblea General de ONU. “Los desafíos medioambientales continúan creciendo en número y complejidad. La necesidad de encontrar soluciones es cada vez más acuciante”, señaló la anfitriona ministra keniana de Medio Ambiente Judi Wakhungu, en la inauguración.

Tráfico ilegal y caza furtiva, calidad del aire y contaminación, Objetivos de Desarrollo Sostenible y agenda de Desarrollo post 2015 y los dos simposios, sobre legislación medioambiental y finanzas en las “economía verde”, son parte de la agenda a desarrollar en esta primera reunión.

LAS CIFRAS DEL CRIMEN MEDIOAMBIENTAL

Entre los informes hechos públicos en el marco de la Asamblea, figura “”La crisis del crimen medioambiental”, según consigna la prensa. Éste da cuenta que los crímenes contra el entorno movilizan cada año 213 mil millones de dólares, según datos de ONU, Interpol y OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos).

Estos incluyen explotación forestal, caza furtiva y tráfico de animales, pesca y minería ilegal, además de vertido de residuos tóxicos.

Ganancias por tala ilegal equivalen al 30% del comercio mundial de madera.

Ganancias por tala ilegal equivalen al 30% del comercio mundial de madera.

El negocio ilegal del carbón por milicias y grupos terroristas que operan en África les reditúa entre 111 y 289 millones de dólares anuales; la explotación del carbón por otros actores al margen de la ley, hasta 9 mil millones de dólares.

Quienes trafican con marfil de elefantes obtienen entre 4 y 12,2 millones de dólares; estas cifras implican la caza de entre 20.000 y 25.000 elefantes, de una población total estimada en no más de 650.000.

La tala ilegal de bosques generaría hasta 10 mil millones de dólares, equivalentes a un 30% del comercio legal de madera en el mundo.

Desde Interpol señalan que es urgente reforzar las leyes para juzgar los crímenes contra el medioambiente, paralelo a la concienciación social sobre ellos, pues constituyen una amenaza a la seguridad global.

El director ejecutivo PNUMA, Achim Steiner, subrayó que más allá del impacto al medioambiente, el tráfico ilegal priva a las economías pobres de miles de millones de dólares que van a parar a los bolsillos de los criminales. “Es imperativo que 2014 se convierta en un año de acciones concretas y decisivas”, señaló